Emocionalia

Hervás: Tierra de Hadas.

No admito discusión alguna, la estación del año que cautiva todos mis sentidos es el Otoño. Sería capaz de afirmar que es en esa época, y sólo en esa, cuando mi cuerpo vive, respira y disfruta del concepto vivir en su máxima plenitud.

Mi vista optimiza sus recursos y vuelve a reconocer el cromatismo espectacular que le ofrece la naturaleza por un precio realmente asequible, es decir, nada. Mis oídos se vuelven susceptibles de escuchar sonidos leves y tenues que adornan mi cerebro de sensaciones acústicas que me transportan al país de la quietud y el sosiego espiritual. Del mismo modo, soy capaz de acariciar el haz de una hoja deleitándome con el frío que me propicia el rocío que alberga sintiendo en ese momento que entro en una extraña simbiosis con la madre Tierra que me sustenta. Sería absurdo negar que llegan a las fosas nasales aromas de tierra y frutos, de fuego y paz emanados del mismo centro del universo que para nada envídian a los vértigos primaverales, al menos, para mi, no hay color. Y quién se atrevería a negarme que cualquier comida al amparo de una buena lumbre, regada con un buen vino y a los pies de la falda de una ladera en Otoño no sabe mejor…¿Acaso me muevo en locura si digo que el Otoño es la estación de mi yo?…

Quiero, por tanto, invitaros a conocer uno de los paraísos naturales más encantadores y espectaculares que tiene el norte de la región extremeña. Hervás es una verdadera eclosión de ocres y amarillos, de verdes en declive y troncos con sabor a ayer. Hay muchas razones por las que caminar en estos bosques haría que el mayor de los placeres resultara fugaz y anodino.

Las dedicatorias no acompañarán en demasiadas ocasiones, por no decir ninguna, a mis pobres aportaciones en este rincón, pero hoy haré una excepción porque me lo pide el alma. Porque la fotografía me lleva a la calidez de sus palabras al enseñarme cosas, y sus consejos siempre son bienvenidos, hay un vecino, un compañero, un amigo en Hervás que buena cuenta os daría de lo maravilloso que es este lugar. Un abrazo enorme, Jesús Alonso.

 

2 pensamientos sobre “Hervás: Tierra de Hadas.

  1. Jesús Alonso Alonso

    Desde luego, Hervás Tiene un paisaje extraordinario, abrumador, único en las mesetas, y en otoño es, además, mágico. Pero es que también tiene un paisanaje amable, entrañable, que me ha acogido como si fuera mi cuna. Y ahora es, también, la patria chica de mi hija. En cuanto a la dedicatoria, me abrumas, Justino… Sólo espero poderte enseñar alguno de mis rincones favoritos.

     
    1. Justino Hernandez Carretero Autor del artículo

      Muchísimas gracias Jesús, no por el comentario, que es lo de menos, sino por la empatía que muestras siempre con este tipo de iniciativas y tantas otras, así por el respeto que me transmites hacia mi persona. Un abrazo enorme!.

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!