Emocionalia

Reflexiones de un peluche descosido…

Reflexiones de un peluche descosido…

De todas las formas posibles de cerrar una puerta, de todas, la menos oportuna es aquella en la que te marchas con la sensación de que, por poco que sea, aún sigue colándose una ráfaga tibia de aire que, a lo peor, seguirá soplando para agitar tu alma de vez en cuando sin poder mitigarlo pues ya será demasiado tarde y/o lejos para volver atrás…Sonreír cuando notes que ese viento dibuja tu espalda, y firma su recorrido con un escalofrío, será el mejor argumento para que regrese al lugar de donde salió.

Porque aunque el miedo te espere cada mañana en el umbral de tu puerta para abrazarte cual nodriza siempre podrás ofrecerle a cambio un beso desde lo más hondo de tu serenidad para que comprenda definitivamente que afrontar la vida con certezas es propio de ineptos pues sólo los fracasados, los timoratos, los empapados en errores, los reincidentes, los ausentes el día del reparto del éxito habrán de alcanzar el honor de sentirse vivos porque en ellos reside la clave para continuar después de haber caído.

Porque aun sintiendo que no encajas en el puzzle de la hipocresía, de la mediocridad de los días, en el fango que producen la vanidad y el hastío, en la rutina de las noches cíclicas y sin final feliz, siempre hay alguien que desde la otra orilla busca tu reflejo para hacerlo más grande con el suyo. Alguien que mece con el brillo de tus ojos sus modestas fantasías hasta convertirlas en largometrajes que terminan en un sí.

Porque a pesar de que todo parezca un bucle eterno, un tobogán de emociones, un rincón sin salida…un sillón con heridas; hay manos que te ofrecen las líneas de sus palmas para que encuentres nuevas ramas donde anidar, sensaciones que etiquetar mientras le das al Amor el sabor de lo desconocido, un nuevo sentido que registrar en tu corazón dolido.

Y no te importe que palabras de este porte te distingan de los afortunados, aquellos de vida plena, sonrisa eterna y barriga llena. Los mismos que al cerrar sus puertas visten de blanco y negro su existencia, exhaustos de figurar desde que amanece hasta que el día fenece. Lastimosos entes sin más historia que tratar de tildar la realidad ajena. No te importe, no pues la crítica y la indiferencia fueron de la mano de los verdaderos seres humanos, aquellos que sólo dejaron al resto de los mortales motivos para crecer y no falsos dioses banales.

Advierte que esto es la vida, que cuesta entenderla a veces, que duele por dentro si lloras y quema por fuera si creces. Asume que vivir es precioso que los momentos construyen la eternidad y con besos se ha de llenar todo el vacío que cubre tu mar de soledad. Comprende que la diferencia existe para hacernos libres y atreverse a serlo es el mayor de los retos. Pronto volverás a sonreír, de verdad y sin imposturas, sin arreglos ni faroles que alumbren tu verdad.

Cuando sientas que ese viento dibuja tu espalda, y firma su recorrido con un escalofrío, abrázalo para que lleve tu importa, para que retorne consigo todo el amor que atesoras y le lleve de vuelta a los labios que lo suspiraron el regalo más bonito jamás pronunciado… “No le digas a nadie que un día te quise porque el día que lo hagas habrás cerrado, para siempre, la puerta de nos hizo libres”.

Dedicado a todas las personas que, por una razón o por otra, se encuentran con menos altura de la habitual, con menos motivos para volar y sin argumentos para volver a abrazar.

De manera especial a ti, aunque no nos medie un café…

Espero que os haya gustado y os rogaría que si así fuera, os suscribieseis en el formulario de la web para recibir de primera mano y en un mail mis publicaciones. Gracias por vuestra atención, sois muy importantes para mí.

Obra registrada a nombre de Justino Hernández en SafeCreative

 
Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 0 reviews

2 pensamientos sobre “Reflexiones de un peluche descosido…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!