Emocionalia

Como quien tira un beso, me escucho por dentro.

Como quien tira un beso, me escucho por dentro. 

Un instante, un cuarto de silencio, un reflejo en un espejo, no necesito en ocasiones más que esto. Pienso, siento, noto que he de escucharme, imagino que no soy diferente  al resto, a ti que me lees y asientes con los labios apretados, restregándote el rostro. Pequeño, conciso y lejos del secreto, Justi se baña en textos que ya conocemos y me encanta compartir porque puedo y tengo libertad para hacerlo y serlo. Quién no se cuestionó el algún momento?

Es curioso, amigo YO que cuanto más nos compartimos menos claro advertimos que sepamos hacia dónde nos lleva esta canción. Amaneciendo de la mano sopesamos enfrentarnos con las voces de soldados de una mente sin control y al final, como si no dudáramos, esbozamos la sonrisa que maquilla hasta el más mínimo de los engaños.

Es evidente, amigo Yo, que todo cuanto acontece parece tener razón sólo cuando la distancia nos ofrece humildad y corazón para ver tiempos pasados con suficiente garantía como para reconocerles valor y archivarlos con honor. Lo llamamos destino y nos sentimos justificados.

Es triste, amigo Yo, saberse parte de la corriente y afrontar el tramo de río pendiente como consecuencia en lugar de causa pendiente sin abandonarse a la desidia y abrazarnos a la lucha como quien busca una boca ardiente.  

Es necesario, amigo Yo, que demos protagonismo a la sombra, a la que damos movimiento y forma, para reconocernos en el grupo de los vivos, en aquellos que aún pretenden tiempos de gloria, de cama a medias y abrazos ininterrumpidos.

Porque habrá de ser muy bonito, amigo Yo, volver a cruzar la puerta y olvidar que nada se altera, que todo permanece, que regresas con la misma algarabía que dejaste antes de tu vuelta. Habrán de extinguirte el silencio y la nostalgia, habrán de mirarte de frente, habrá de ser bonito tornar  sin temor a, una vez más, a sentirte diferente.

Recolectemos juntos, amigo Yo, las maneras y las formas, los motivos y las normas que acompañen a la risa, las arruga de los ojos y los momentos sin prisa. Porque somos pura coincidencia, ritual de magia, encantamiento, ventrílocuos del universo. Coincidimos para disfrutar de la vida y de cada segundo del tiempo, paciencia amigo Yo pues entre tanto nos conocemos, merece la pena sentir lo que somos aunque sólo lo sepamos tú y yo por dentro…

A ti que te debo tanto, sin creer en las brujas, te tengo presente cada vez que me aparto.

P.D: Gracias a Juan Luis Herrera Morán, por su foto y su preciosa amistad.

Imagen destacada tomada de elportaldelhombre.com . Gracias por la fotografía. Web recomendable. 

Espero que os haya gustado y os rogaría que si así fuera, os suscribieseis en el formulario de la web para recibir de primera mano y en un mail mis publicaciones. Gracias por vuestra atención, sois muy importantes para mí.

Obra registrada a nombre de Justino Hernández en SafeCreative

 
Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Emocionalia
Average rating:  
 0 reviews

2 pensamientos sobre “Como quien tira un beso, me escucho por dentro.

  1. Eva Maria Hernández Ávila

    Haces tan fácil que me sumerja en la historia!
    Me enganchas desde el primer momento y me emocionas. Un placer Justi.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!